desplegar menu MiCasa
Buscador
mostrar/ocultar

Madrid, España

Una casa de campo en la ciudad

Disfrutar de una coqueta casita de campo en plena ciudad es un lujo aún al alcance de unos pocos privilegiados. Es el caso de esta vivienda que, una vez remodelada, conjuga funcionalidad y estética.

Mi Casa 10/08/2017
Imprimir
Pantalla completa
Twitter
Facebook
Pinterest



Los numerosos cambios y reformas que se han llevado a cabo para remodelar este chalecito original de los años 40 no han desvirtuado, en absoluto, esa sensación de casa de campo propia de las pequeñas colonias que aún existen en el centro de Madrid. Aunque modestas en origen, actualmente la posesión de una de estas casitas es todo un privilegio que hay que aprovechar al máximo. Así se hizo en este caso; el arquitecto Ricardo Elizondo y las interioristas del estudio Laminter —Ana, Juana y María Delgado—, formaron equipo y modernizaron la vivienda por completo sin alterar su esencia. La clave para lograrlo fue respetar en lo posible los elementos originales que caracterizan la vivienda.

En primer lugar se rescataron del olvido rejas de ventanas y balcones, la escalera original y las zonas del suelo que se encontraban en mejor estado. En la primera planta fue donde se recuperaron más elementos; la tarima, en espiga y sin barnizar, se restauró para resaltar su belleza natural. Los techos, a dos aguas y de vigas vistas, se pintaron al más puro estilo francés, en color blanco. Esta solución ayudó a multiplicar tanto la amplitud visual como el reflejo de la luz natural. Los muebles escogidos —la mayoría antiguos y de estilo provenzal— junto con telas y pinturas en tonos sosegados concluyen una decoración romántica y tranquila, una elección perfecta para las zonas de descanso.

Otro cambio fundamental afectó a la distribución original de la vivienda; la mayoría de los antiguos tabiques divisorios desaparecieron para dar lugar a estancias más amplias, que en la planta baja se comunican entre sí. El primer piso ahora acoge tres dormitorios y dos amplios cuartos de baño. El principal, concebido tipo suite, exhibe el encanto de la tarima sin tratar tanto en la zona de descanso como en el baño, como recurso de integración.

Un amplio vano comunica los ambientes exceptuando la zona del inodoro y bidé, que se independizó mediante una sencilla puerta corredera. 



Comentarios

Publicidad


Ver más articulos